Secciones

domingo, 23 de junio de 2013

El hombre de acero

.Superman Begins: Electric Boogaloo


Productor. Ah, qué puesto tan curioso. Pones a una persona en el puesto de productor y la gente se cree que el resultado va a ser igual que su obra. Recordemos que Spielberg ha producido Transformers y que Tarantino ha producido El hombre de los puños de hierro, señores. Deberíamos aprender de una maldita vez que da igual a quién pongas de productor: no va a significar nada. Algunos tardan más en darse cuenta de esto, otros lo ven de inmediato.

Mi límite es este.

Todos conocemos la historia: Kriptón se va a la mierda y unos tipos lanzan a su hijo al espacio porque supongo que no había cubos de basura cerca. El niño crece para convertirse en un héroe con el increíble poder de volverse irreconocible al ponerse unas gafas, se enfrenta a villanos de todo el universo, consigue como némesis a un calvo multimillonario y por algún motivo la kriptonita le da alergia. Solo que en este caso no hay calvos multimillonarios, es prácticamente un enviado de los dioses y se desayuna la kriptonita por las mañanas porque resulta que no, que ahora tiene asma y le sienta mal la atmósfera de Kripton.

He soportado Eragon, creo que podré con esta "adaptación".

Hitchcock dijo una vez algo sobre las líneas de que un mal guión podía dar lugar a una buena película si el director era hábil. Desafío a cualquier director a que tome la basura que ha escrito David S. Goyer (coguionista de El Caballero Oscuro y guionista de Call of Duty: Black Ops 2, como no dejan de recordarnos) y saque algo mínimamente coherente. La historia de Kal-El/Clark Kent/Superman es un lío inconexo de eventos que ocurren para tratar de evocar un desarrollo inexistente, despedazando la clásica estructura de presentación, nudo, desenlace no para experimentar sino como muestra de la incompetencia del guionista, y mostrando unos personajes tan planos y típicos que aunque lleve escuchando sus nombres durante toda mi vida los estoy comenzando a olvidar. No hay sentido alguno de progresión, logro o desarrollo, los personajes son estúpidos e incoherentes en sus acciones, el objetivo de los villanos es absurdo, el propio hecho de que los villanos existan es absurdo, nunca se llega a saber exactamente cómo funcionan los kriptonianos, la trama no introduce adecuadamente a ninguno de los conflictos ni personajes, y en general nadie sabe qué está pasando.

Para ser una película de superhéroes hay sorprendentemente muy poca acción. Uno diría que es para centrarse en el desarrollo y el conflicto interno de su reparto, pero al no haber ni desarrollo ni conflicto interno al final todo lo que se tiene son minuto tras minuto de exposición redundante, motivos vacíos y progresión sin sentido. Esta es de las pocas veces en las que realmente he cuestionado el talento de un guionista y me he preguntado quién habrá sido el idiota que le ha pagado. Y la gente dirá "pues hazlo tú, seguro que te va mejor".

Pues dadme el guión, venga. Dádmelo y escribiré en una hora borracho algo mejor. Cualquiera puede escribir algo mejor que esta basura.

Pero esta no es una cesta de dulces manzanas con una desafortunada fruta en putrefacción. Todas las manzanas huelen raro. Zach Snyder continúa con su estilo clipero, y "el visionario director de 300" copia convenciones y ofrece planos vacíos de contenido. Confuso en la acción y pedante en la pausa, Snyder no encuentra su lugar cómodo en esta obra, y su simbología que transforma a Superman en un Jesucristo alienígena no hace sino añadir insulto a la injuria. Luego tenemos una banda sonora mediocre, un montaje pasable, una fotografía típicamente gris y en general un producto que no se sostiene sobre su propio peso. Si acaso el reparto logra seguir adelante sin que nadie haga mal su trabajo (algo de talento tenía que haber), pero a nivel general esta es una de las mayores basuras que veréis en mucho tiempo. No merece la pena ni piratear esta abominación: no merece vuestro tiempo.

1 comentario:

  1. ¡Wow! ¡Tranquilo colega! Ya entendí, Man of Steel no es la gran cosa, y ademas es mas DragonBall que Superman, de hecho es DragonBall Evolution de haber tenido a Zack Snyder. Entiendo tu punto, pero me cuesta captarlo entre tanta ira en tu escrito.

    ResponderEliminar